Candidiasis Vaginal, Causas, Síntomas y Tratamientos

¿Qué es la candidiasis vaginal?

La candidiasis vaginal es una vaginitis infecciosa causada por cualquiera de las especies Cándida, de las cuales la más común es la Cándida Albicans, seguida de la Cándida Glabrata y la Cándida Tropicalis.

La Candida albicans forma parte, en pequeñas cantidades, de la flora vaginal de cualquier mujer sana.

Normalmente se encuentra en su estado de levadura y, por tanto, no invasivo, pero cuando su desarrollo se ve favorecido por cualquiera de las causas que veremos a continuación, puede convertirse en un hongo de tipo patógeno. En este estado es capaz de ramificarse (producir hifas y pseudohifas), adherirse a la mucosa vaginal y penetrarla, además de producir un gran número de sustancias tóxicas.

Causas de la candidiasis vaginal

La flora vaginal está compuesta por un conjunto de microorganismos entre los que predominan los lactobacillus, bacilos de Döderlein. Su metabolismo fermentativo produce ácido láctico y peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), sustancias que ayudan a controlar la proliferación de organismos potencialmente patógenos como la Gardnerella vaginalis o la Candida albicans.

Sin embargo, el número de lactobacillus presentes en la vagina puede verse alterado por diferentes motivos como duchas vaginales o jabones alcalinos, aunque esta alteración no siempre depende de factores externos. Los factores de riesgo y predisposición de una candidiasis vaginal son los siguientes:

– Alteraciones en el sistema inmunológico:

– Uso de antibióticos de amplio espectro (que acaban con las bacterias amistosas pero no con las cándidas) así como el consiguiente debilitamiento del sistema inmune.

– Enfermedades inmunosupresoras: VIH, tuberculosis, hepatitis…

– Uso de glucocorticoides: debilitan el sistema inmune y afectan a la formación de la mucosa vaginal

– Quimioterapia

– Alteraciones del equilibrio hormonal:

– Hipotiroidismo

– Embarazo y lactancia: las levaduras contienen receptores para los estrógenos y la progesterona, que se encuentran en niveles altos durante el embarazo, lo que puede favorecer su desarrollo.

– Anticonceptivos hormonales: contienen niveles altos de progestanos que producen cierto grado de atrofia de la mucosa vaginal y facilitan la transformación de las levaduras en micelios.

– Menopausia: disminuye el nivel de estrógenos, lo que provoca la hipotrofia de la mucosa vaginal

– Alteraciones del PH vaginal:

– Duchas vaginales: alteran el equilibrio microbiano natural de la vagina

– Menstruación: el flujo menstrual alcaliniza la vagina.

– Coito: altera el PH vaginal, especialmente cuando hay eyaculación en la vagina, por la alcalinidad del semen.

– Jabones alcalinos

– Desodorantes íntimos

– Carencias nutricionales:

– Deficiencia de hierro, vitamina B12, ácido fólico, azufre o zinc.

– Hábitos no saludables:

– Consumo habitual de alcohol, tabaco, consumo excesivo de azúcar e hidratos de carbono refinados…

– Uso de ropa muy ajustada, ropa interior sintética, uso de tampones por más tiempo del debido…

Síntomas de la candidiasis vaginal

  • Picor, ardor y/o quemazón vulvar
  • Irritación, inflamación y/o enrojecimiento de los labios vaginales
  • Flujo blanquecino espeso similar al queso cottage
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Ardor o necesidad frecuente de orinar

Diagnóstico

El diagnóstico de la candidiasis vaginal es relativamente sencillo; la observación en el microscopio de una muestra de flujo vaginal suele bastar para detectar Cándida albicans en su forma micelar y en esporas y un cultivo permitirá identificar las especies de Cándida implicadas y nos dará un resultado 100% fiable.

También puedes hacerte un test desde casa con GineCanestest, es un sencillo autotest, podrás salir de dudas de qué tipo de infección puedes tener y así tratarla de manera eficaz,

Tratamiento de la candidiasis vaginal

El tratamiento convencional de la candidiasis vaginal consiste en la administración por vía oral de fármacos antimicóticos como el Fluconazol y/o fármacos de uso tópico como Clotrimazol, Miconazol o Ketoconazol en forma de crema u óvulos vaginales. Sin embargo, éstos de ninguna manera ayudan a recuperar el equilibrio de la flora vaginal y, a veces, sólo agravan el problema.

Además, la Cándida albicans tiene relativa facilidad para generar resistencia hacia los mismos, lo que puede convertir una infección puntual en un problema recurrente.

Por otro lado, existen antifúngicos naturales que no sólo carecen de toxicidad para el organismo ni de efectos secundarios, sino que en muchos casos son incluso más potentes. Por ejemplo:

– Ajo

– Aceite de árbol de té

– Extracto de semilla de pomelo

-Aceite de orégano

– Ácido caprílico

– Aloe vera

– Pau d’Arco

Algunos se pueden aplicar localmente y otros se pueden incluir en la dieta. En cualquier caso, la clave de un tratamiento efectivo reside en reconocer el origen de la infección y los factores predisponentes y actuar de forma coherente sobre ellos (se ha de considerar la posibilidad de que la candidiasis vaginal no sea más que una manifestación visible y localizada de una candidiasis intestinal). Se recomienda acudir a un especialista para recibir un tratamiento específico y personalizado.

La candidiasis genital es producida por un hongo, lógicamente el mejor tratamiento para los hongos genitales, debería ser un antihongos adecuado para combatir este tipo de candidiasis.

Existen muchos productos comerciales que tienen las características necesarias para combatir la candidiasis en los genitales.

[amazon_link asins=’B01APPUIJC,B077TZDBBR,B01934HGBE,B01M5IHC6U’ template=’ProductGrid’ store=’httpyogaparap-21′ marketplace=’ES’ link_id=’1afc4e12-0c36-11e8-8ddd-f79a4bd133b3′]

El médico deberá indicarte cuál de esa enorme gama de antihongos es adecuado para tu dolencia. Se pueden tomar de forma oral, pero también es muy adecuado el uso tópico para este tipo de infección para una curación efectiva.

Aunque se produce una picazón insoportable, debes evitar a toda costa rascarte de forma prolongada los hongos genitales porque puedes provocar que la piel de la vulva se agriete o se ponga en carne viva, provocando otro tipo de infección bacteriana y con tus dedos llevarla a otra parte del cuerpo como puede ser los ojos, la boca y la garganta.

El tratamiento para los hongos genitales, abarca otros aspectos, además de las medicinas que tu médico te recete, debes evitar consumir alimentos azucarados, productos lácteos, a excepción del yogurt, levaduras, trigo y alimentos con cafeína.

No hay nada que dé una garantía de cómo prevenir la candidiasis oral o genital, sobre todo si tienes el sistema inmunológico muy débil, por eso debes preocuparte por mantener saludable tu sistema inmunológico, comer bien y reducir los niveles de estrés.

Libro “Infección por Hongos Nunca Más”

“Infección por hongo Nunca Más” es un ebook que puedes descargar aquí y que contiene información acerca de la cura permanente para la infección por hongos. Este es un sistema holístico que tiene la intención de ayudar a erradicar las infecciones localizando la causa principal.

El e-book fue escrito por Linda Allen, investigadora, consultora de salud, nutricionista y una ex-paciente de la infección por hongos.

La candidiasis es una infección peligrosa si no se trata, ya que puede extenderse y afectar a otros órganos del cuerpo como el esófago, los pulmones y el cerebro. A la larga, puede producir toxinas dañinas llamadas acetaldehídos en el cuerpo que puede envenenar el huésped infectado.

Los síntomas de la candidiasis incluyen erupciones cutáneas, acné, migrañas, dolor menstrual, visión borrosa, aumento de peso, fatiga crónica, dolores musculares, alergias, estreñimiento o insomnio. La enfermedad puede empeorar y puede conducir a otras enfermedades potencialmente mortales.

Hay factores que causan la infección. El estrés puede conducir a la producción de células de hongo en el cuerpo. Cuando estamos estresados, una sustancia se libera en el cuerpo que suprime el sistema inmunológico.

El consumo excesivo de alcohol y el uso excesivo de antibióticos destruyen las bacterias buenas que llevan a los hongos que florecen en el intestino. Las píldoras anticonceptivas que contienen estrógeno también dan lugar a crecimiento del hongo. En las otras causas se encuentran el estreñimiento, alergias a los alimentos y el estrés electromagnético.

El libro de “Infección por hongos no más” consta de 5 pasos de un simple tratamiento para la candidiasis. Contiene consejos sobre alimentos adecuados para comer, remedios caseros, jabones a base de hierbas y suplementos. También hay contenidos de bonificación en el libro y el asesoramiento personalizado de 3 meses con la propia autora.

El libro es fácil de seguir y sólo necesitamos la cooperación de la persona. Las 6 lecciones dadas de dietéticos se deben seguir para detener un mayor desarrollo de los hongos. La ingesta de suplementos nutricionales para el sistema inmune también es vital.

La desintoxicación por las dietas de alimentos crudos, el ayuno y jugos puede limpiar el sistema. Los hongos pueden ser eliminados mediante el uso de los productos recomendados en el e-book. El cuerpo debe ser alimentado con todos los alimentos buenos para detener el crecimiento excesivo de hongos de forma permanente.

A diferencia de las lociones o cremas, que sólo alivian los síntomas temporalmente, este sistema ayuda a eliminar la infección por siempre. El e-book contiene todo lo necesario para conocer incluso las infecciones más graves. Aparte del hecho de que es holística, fue escrito de una manera integral que todo el mundo puede seguir.

Infección por hongos no mas es un libro electrónico que contiene una solución simple para el ataque de hongos. Es seguro y libre de drogas utilizando todos los medios naturales para deshacerse de la infección.

Remedios naturales para los hongos genitales

Existen muchos remedios naturales para la candidiasis, y debes seguir algunas recomendaciones para mejorar tu estado de salud general y combatir la proliferación del hongo, como un verdadero inicio del tratamiento:

• Evita el uso de papel higiénico aromatizado o de colores porque pueden irritarte los químicos que utilizan.

• Evita los edulcorantes artificiales, la azúcar refinada, los dulces porque los hongos genitales se desarrollan con el azúcar.

Los siguientes remedios naturales para la candidiasis, han demostrado que son muy efectivos si se usan adecuadamente y forman parte de una rutina bien establecida entre el doctor y la paciente.

• Hacer duchas vaginales con vinagre de manzana o de vino. la preparación es la siguiente; en un litro de agua tibia se mezclan 125 mililitros de vinagre, la proporción variará según el tipo de vinagre, el de uva es más fuerte y hay que poner menos cantidad, también depende de la sensibilidad de la piel de cada persona, con una esponja se remoja toda la parte genital afectada y después la ducha, el alivio que se siente es extraordinario y dura varias horas.

• Las hojas de malva o de nogal son muy efectivas para hacer los conocidos “baños de asiento”.

• La Sábila o Aloe Vera tiene efectos terapéuticos muy importantes y es fantástica para quitar la “quemazón” que se siente con los hongos genitales, se debe quitar la cáscara y utilizar sólo la pulpa que es gelatinosa y refresca inmediatamente el área afectada evitando que se produzcan lesiones más profundas y más grandes, es uno de los mejores remedios naturales para los hongos genitales.

Prevención

– Utilizar ropa holgada que facilite la transpiración

– Evitar el uso de tejidos sintéticos en la ropa interior (usar ropa interior de algodón)

– No permanecer con el bañador mojado durante mucho tiempo

– No realizar duchas vaginales

– Durante la menstruación, cambiar con frecuencia las compresas y tampones

– No usar desodorantes íntimos

– Utilizar preservativo durante las relaciones sexuales

– Limpiarse de delante hacia atrás para evitar la contaminación de la vagina por gérmenes procedentes del recto

Una reflexión final sobre los Hongos Vaginales

Hay un gran número de mujeres que no saben cómo eliminar los hongos vaginales. Cometen un error: caen en la trampa de probar con productos que ven en comerciales en la TV, o prueban con cremas o lociones que consiguen en la farmacia, que SI funcionan pero SOLO de manera temporal. El hecho es que la industria comercial de cremas para hongos vaginales se ha vuelto gigantesca.

Las mujeres que se encuentran frustradas por no poder deshacerse de sus hongos vaginales de manera permanente, no saben que estas soluciones solo disfrazan la verdadera causa de la infección. Claro, tampoco voy a decir que eliminar los hongos vaginales es fácil. Quizás ya puedes intuir que hay algo más que debes saber sobre los hongos vaginales, y también sospechas de las cremas con efectos pocos duraderos.

Si los hongos te tienen loca, lo primero que debes saber es que hay millones de mujeres en el mundo que sufren de la misma condición. La mayoría de estas mujeres entran en un ciclo interminable de remedios, cremas y fármacos que aparentemente funcionan. Pero hay otras que saben un secreto. No es un secreto en realidad, es sentido común, es dejar que los hongos se exterminen a sí mismos con las propiedades naturales de nuestro propio cuerpo.

No estoy diciendo que no puedas disimular tu infección y deshacerte de ella a la larga con las cremas, claro que puedes, pero ¿existen remedios naturales que puedes hacer en casa?

Se ha creado una cultura en la cual todos pensamos que las enfermedades, incluyendo los hongos vaginales, deben durar por mucho tiempo antes de desaparecer.

El hecho es que es más fácil lo contrario: permitir que tu cuerpo desate los mecanismos necesarios para desvanecer los hongos vaginales en cuestión de días.

Una tratamiento de los hongos vaginales para normalizar la flora y los descensos de flujos vaginales es beber yogures probióticos, productos o alimentos orgánicos ya que corrigen los posibles cambio es la flora bacteriana genital de la mujer.

Hay que tener en cuenta que la vaginosis es muy frecuente puesto que todo el sexo femenino tiene presente este microorganismo a lo largo de la etapa de la vida de la mujer, siendo o no activa sexualmente.

Para realizar un tratamiento de los hongos, el medico deberá tomar muestras para identificar en efecto de que tipo de microorganismo se pretenda controlar su colonización, ya que existen semejanzas entre una vaginosis y una infección por vaginitis, en esta ultima a pesar de la similitud de los signos y síntomas se le añade que se observara una inflamación y enrojecimiento de todo el área de la vagina y vulva.

La toma de pastillas y óvulos de control de natalidad, como fármacos de uso tópico para aliviar los síntomas de escozor y molestias de secreción vaginal son las técnicas mas usadas para contrarrestar este mal.

Los microorganismos desencadenantes pueden ser uno de los diferentes motivos como también algunas enfermedades sistémicas en donde haya habido contacto sexual, enfermedades de desequilibrio hormonal como la diabetes, la obesidad, y el embarazo pueden provocar que el incremento de microorganismos como la Gardnerella vaginalis sea acelerado y por ende de origen a los hongos vaginales.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…