Herpes Genital en la Mujer

Para poder curar el herpes genital es preciso saber varios datos al respecto de esta enfermedad. Por ejemplo, cuáles son sus síntomas, cómo ocurren los brotes y qué sucede cuando se produce un rebrote. Todo ello y más lo podrás conocer en el siguiente artículo.

El primer brote

El primer brote, sin dudas, es el episodio más grave al que una persona se debe enfrentar una vez que se expuso al virus. Los anticuerpos que posee en el organismo no son capaces de alcanzar una respuesta inmune satisfactoria. Esto quiere decir que no pueden hacerle frente a la acción viral.

Síntomas del herpes genital femenino

herpes vaginalPara poder curar el herpes, debes saber que los síntomas iniciales se producen entre los 2 y los 20 días después de que el virus haya ingresado al cuerpo. Y luego, pueden continuar entre una y dos semanas. En algunas personas, el brote es visible hasta por tres semanas.

En el área infectada se siente como una especie de ardor, la piel está caliente, más sensible y enrojecida. Puede inflamarse y adquirir la forma de ampollas. Cuando éstas se abren, expulsan un líquido. Después de ello se crea la costra, que no hay que quitar, porque es la que permite la regeneración de tejido de la piel.

Los síntomas del herpes son similares a los de la gripe: glándulas inflamadas, dolor muscular y de cabeza, fiebre, sensación de debilidad y dolor de espalda y articulaciones.

Recurrencia de las infecciones

La recurrencia en los síntomas del herpes simple ocurre cuando en virus tiene réplicas en los ganglios nerviosos, viajando hacia la piel o las membranas mucosas como puede ser la boca o la vagina. El 50% de las personas que han tenido herpes simple pueden sufrir un rebrote o recurrencia, si es que no se tratan como corresponde. En esos casos, el porcentaje se reduce a un 25%, aproximadamente.

Si el virus del herpes se reactiva varias veces es porque la persona no tiene un sistema inmune reforzado. Los factores físicos, psicológicos y también emocionales pueden ser desencadenantes de la reaparición de las ampollas.

Algunas de las causas más frecuentes de recaídas en el herpes son: salud deteriorada, infecciones genitales que afecten la piel, la menstruación en las mujeres, la ingesta excesiva de alcohol, la exposición al sol, la fricción de la piel, las rozaduras, los post operatorio y las enfermedades que afectan el sistema inmune.

Debes prestar atención a las fases del herpes (inflamación, ampollas y lesiones, úlceras, costras y sanación) antes de aprender cómo se puede curar el herpes. Los remedios caseros pueden ayudarte sobremanera, logrando que las etapas sean menos dolorosas y molestas y sobre todo, evitando los rebrotes. Recuerda no tocar las ampollas y ser muy cuidadoso con ellas, deja que se rompan solas.

Contagio

Se ha observado que la mayoría de la gente está perpleja por el aspecto de transmisión de este virus. La forma más común por la cual el Herpes se transmite de un individuo a otro es a través del contacto sexual. Es menos probable que el virus se propague cuando no hay brotes de herpes.

Sin embargo, se observa que las personas tienden a tener más relaciones sexuales durante estos períodos, lo que aumenta el riesgo de transmisión.

Durante períodos prolongados de relación sexual, el virus se activa y alcanza la capacidad de propagarse sin mostrar ningún síntoma. Durante esta fase, el virus del Herpes simple se desplaza a lo largo de los nervios hasta la piel, así como a los sitios donde se encuentran las membranas mucosas.

El proceso que mantiene el virus pegado a la piel se conoce como vertimiento viral. Prácticamente no hay forma de detectar la diseminación viral y el proceso se lleva a cabo de forma gradual.

Hasta ahora, no ha habido una ruptura en la curación del herpes. Sin embargo, un estudio ha presentado evidencias que revelan que la transmisión del VHS era menor entre las personas que usaban condones de látex.

Sin embargo, una cosa que debe tener en cuenta es que el Herpes se propaga a través del contacto físico y cualquier área expuesta que esté infectada por el virus podría desempeñar un papel fundamental en el proceso de transmisión.

Herpes genital y embarazo

No hay motivo para que las mujeres que desean tener hijos se preocupen por el herpes genital. Muchas mujeres con herpes han dado a luz bebés sanos a través de partos vaginales o cesáreas.

Tratamiento

Ahora que conoces estos datos, puedes notar la importancia de tener un cuerpo sano y un sistema inmune más fuerte. Esto se puede lograr fácilmente con ciertos cambios en la alimentación y en tu estilo de vida. Si quieres saber exactamente qué hacer para curar el herpes genital de forma permanente, sigue los pasos de la guía PROTOCOLO DEFINITIVO DEL HERPES, de Melanie Addington que puedes encontrar en el blog https://curaparaherpes.org

Este protocolo hará desaparecer tu herpes y te devolverá tu salud, como lo hizo con más de 7.500 personas. Tu cuerpo es increíblemente poderoso para curarse a sí mismo, pero frecuentemente su capacidad se ve mermada porque está hambriento de nutrientes vitales. Esta guía te ayudará a nutrir tu organismo para lograr la sanación total y una vida mucho más plena.

Afortunadamente, el herpes tiene cura gracias al poderoso plan de ataque en 3 pasos del Protocolo Definitivo Del Herpes. No pierdas más tiempo, es hora de disfrutar tu vida sin herpes.