Tipos de Flujo Vaginal

¿Qué es el flujo vaginal?

El flujo vaginal es un líquido viscoso que se segrega del cuello del útero y de las paredes vaginales por diferentes motivos.

Las características que se observan en el flujo vaginal son:

  • La consistencia, si es espeso, líquido o pastoso.
  • EL color, si es transparente, turbio, blanco, amarillo o verde.
  • El olor, si huele normal, no tiene olor o es maloliente.

El flujo vaginal puede aumentar por:

  • Estrés
  • Ovulación
  • Embarazo
  • Excitación sexual

El flujo puede ser anormal por:

  • Infecciones vaginales como la vaginitis o candidiasis vaginal.
  • Clamidia.
  • Cáncer vaginal o del cuello del útero.
  • Uso de un tampón en mal estado o extraño.
  • Gonorrea.
  • Tricomoniasis.

Colores del flujo más comunes

El flujo puede cambiar de color por diversos motivos, a veces son por problemas en la salud. A continuación se van a ir describiendo los diferentes colores del flujo más comunes y sus posibles causas.

Flujo vaginal blanco. Este flujo vaginal se detecta por su abundancia, su cambio de textura y olor. También viene acompañado de dolor, picazón y ardor.  Éste es síntoma de alguna infección vaginal, como la candidiasis vulvovaginal. Requiere tratamiento antes de desencadenar posibles problemas. Si no es abundante y no presenta olor, indica en momento antes comienzo del periodo menstrual, para humedecer la vagina y protegerla contra infecciones, es un proceso de auto-limpieza, y al final del ciclo. Es importante saber porqué aparece este flujo vaginal blanco.

Flujo vaginal marrón. Este flujo de color marrón puede asustar, pero no puede ser debido a una infección, puede aparecer en lugar de la menstruación por estrés, inflamación después de la cirugía o por la próxima aparición de una infección, puede aparecer a mitad del ciclo por tomar anticonceptivos hormonales, por una ETS , por embarazo, lo que se le llamaría sangrado o flujo por implantación del embrión y por cambios hormonales como inicio de la menopausia. También puede aparecer tras la pérdida de la virginidad, después de la menstruación y después de sexo brusco.

Flujo vaginal rosáceo. Este flujo se asocia a los tejidos viejos del endometrio. Aparece antes e la menstruación, después del periodo por inflamación o trastornos en los órganos genitales, desequilibrio hormonal, inflamación en el cuerpo o enfermedad de la mujer durante el periodo.

Tipos de flujo vaginal

Según en que fase del ciclo menstrual esté la mujer, puede tener un tipo de flujo u otro que indica en que etapa está o a la que va a entrar. A continuación describimos los tipos de flujo vaginal que te puedes encontrar a lo largo del mes.

  • Flujo fértil es el flujo que te aparece cuando vas a entrar en la fase ovulatoria, 12 horas antes y 12 horas después. Es cuando estás es tus días más fértiles y cuando hay mayor posibilidad de embarazo ya que este flujo conduce mejor los espermatozoides al óvulo. Su apariencia es muy elástica y transparente.
  • Flujo acuoso, es un flujo similar a la orina ya que moja un poco la ropa interior. Si lo coges con los dedos, verás que es de color claro y gotea. También es un flujo fértil ya que transporta el esperma con facilidad.
  • Flujo cremoso, es un flujo del que te das cuenta enseguida por su textura y porque puede manchar la ropa interior. Este flujo nos indica que no estamos en periodo fértil. Es blanco o amarillo claro.
  • Flujo grumoso, es un flujo con grumos o espeso, transparente o blanco, con textura como la pasta o el pegamento. Este flujo indica que estamos en un periodo nada fértil.

Es importante conocer todos los tipos de flujo que podemos tener para así saber en que fase del ciclo menstrual estamos, además de percibir rápidamente alguna anomalía si la hubiese.

Si estás intentando quedarte embaraza, el flujo es un buen aliado ya que él te indica tu periodo mas fértil y te ayuda a que los espermatozoides lleguen al óvulo para fecundarlo.

Flujo vaginal verde

El flujo vaginal verde, es consecuencia de una enfermedad infecciosa por numerosas parejas sexuales entre otras.

Las 5 causas más comunes de la secreción vaginal purulenta:

1. La vaginitis, sobre todo de tipo tricomoniasis. Es una enfermedad de transmisión sexual con una tasa del 75% de contagio. Se caracteriza por una secrección espumosa y líquida. El nivel de pH en la vagina aumenta rápidamente.

2. La cervicitis, es una infección por gonococo y clamidia. Se caracteriza por enrojecimiento y dolor. Y puede dañar el útero.

3. La endometritises una infección de la mucosa uterina, de los órganos pélvicos por una cesárea, aborto y dispositivos intrauterinos.

Causa:
• Infertilidad
• Disposición de embarazo ectópico
• Absceso tubo-ovárico
• Dolor pélvico crónico
• Relaciones sexuales dolorosas
• Procesos adherentes

4. La salpingitis, es la inflamación de trompas y ovarios. Puede ser causada por la infección de gonorrea, la tuberculosis, la clamidia, micoplasma, varios virus y otras bacterias. Se detecta por dolor de diferentes intensidades, olor fuerte, sangrado anormal, abundante secrección y aumento de la temperatura corporal, y también puede desencadenar en náuseas y vómitos.

Causa:
• Infertilidad
• Disposición de embarazo ectópico
• Absceso tubo-ovárico
• Dolor pélvico crónico
• Relaciones sexuales dolorosas
• Procesos adherentes

5. El absceso tubo-ovárico, es la infección del ovario y una parte del tubo. Sus síntomas son dolor, fiebre, descarga purulenta verdosa. Se puede combatir con inyecciones intravenosas de antibióticos o cirugía.

Flujo vaginal amarillo

El flujo vaginal amarillo es señal de reseco, que puede aparecer antes de la menstruación, por una infección vaginal o por hongos.

  • La candidiasis vaginal, es causada por el hongo Candida albicans, también llamada levadura por el uso de ropa ajustada y la ropa interior sintética. Se produce una picazón intensa en los labios, la vagina y alrededor e ella. El flujo es blanco y grumoso. Se trata con antifúngidos, como el ketoconazol, miconazol y butoconazol.
  • La tricomoniasis, es una infección de transmisión sexual con probabilidad de contraer el VIH. Se caracteriza por hinchazón, enrojecimiento y ardor. Se trata con metronidazol o tinidazol.
  • La cervicitis, es una inflamación del cuello del útero, causada por hongos o bacterias o por una alergia a un determinado producto químico presente en los espermicidas y el látex del condón. Se trata con antibióticos.
  • Otro motivo de infección es la vulvovaginitis, que es una inflación de la vulva debido a falta de higiene o por el uso de productos químicos para el baño. Ésto se deduce por un picor en los labios y cerca del ano. Su tratamiento es a base de antibióticos, fungicidas y antibacterianos.
  • Cuando es por una infección, viene acompañado de picor, escozor, hinchazón y mal olor, lo que se denomina vaginosis bacterianaÉsto ocurre cuando las bacterias propias de la vagina aumentan su cantidad, por fumar, duchas vaginales y anticonceptivos. Se puede combatir con fármacos orales o vía tópica una o dos veces al día durante una semana.

Flujo vaginal acuoso

El flujo vaginal acuoso se puede considerara normal o causa de que algo no funciona bien.

Una aparición normal de este flujo, es cuando la mujer se excita, las glándulas vaginales lo producen como lubricante natural.

Unas de las apariciones anormales del flujo vaginal acuoso son:

  • La vaginosis bacteriana: se trata de una secreción acuosa  blanca o gris, con olor desagradable. Puede volverse más espesa y viscosa, pegajosa o espumosa y cambiar su color a amarillento o verdoso. Comezón y dolor al orinar.
  • El herpes genital: una secreción acuosa escasa, a medida que la infección progresa, la piel de la vulva y el área perineal se van cubriendo con ampollas dolorosas llenas de agua. Cuando la infección se desarrolla internamente, la mujer puede experimentar dolor en la parte baja de la espalda, el sacro y el abdomen.
  • Colpitis: en este caso una descarga líquida irrita la vulva, causando su enrojecimiento, picazón y ardor. Es frecuente en las mujeres en edad reproductiva. Los factores que la provocan son la falta de higiene íntima, la inmunidad deficiente, el uso de tampones y toallas higiénicas perfumadas.
  • Adnexitis: inflamación asociada a la aparición de una secreción acuosa, con color y consistencia variable. Si la enfermedad es causada por clamidia o gonococo, adquiere un tono verdoso, mientras que la presencia de ureaplasma produce un moco amarillento claro.
  • Endometritis: una secreción acuosa de color marrón con olor desagradable, que ocurre en la mitad del ciclo o antes y después de la menstruación, acompañada de dolor abdominal bajo. No causa mucho malestar en la mujer, pero durante el embarazo puede provocar aborto involuntario.

¿Qué puede aumentar el flujo vaginal acuoso?

El aumento de estas secreciones vaginales acuosas puede ver se afectado por algunos medicamentos, esteroides y las píldoras anticonceptivas.

También en los días próximos a la ovulación, el flujo se vuelve más líquido para facilitar a los espermatozoides acceder al óvulo para fecundarlo, haciendo que su desplazamiento sea más ligero y efectivo.

Cuidados vaginales

Para mantener una vagina saludable y que el flujo no presente anomalías, es necesario llevar una higiene personal y realizar los pertinentes cuidados vaginales.

  • Lavar la zona manteniéndola siempre limpia.
  • Secar la vagina muy bien para que no tenga humedad.
  • No realizar duchas vaginales. Ya que a la vez que eliminar bacterias malas, tambien se lleva las bacterias buenas desprotegiendo la zona y dejándola expuesta a infecciones.
  • Si padece candidiasis, usar una crema recomendada para tratarla.
  • Tomar yogures con Lactobacillus acidophilus cuando esté tomando antibióticos.
  • Usar preservativos para evitar contraer ETS.
  • No usar perfumes en los geniatales.
  • No usar ropa muy apretada.
  • Usar ropa interior de algodón.
  • Evitar usar tampones.
  • Controlar niveles de glucosa en sangre.

Llevando a cabo estos cuidados vaginales para una adecuada salud en la zona, evitamos que nuestro flujo se vuelva de color extraño, fuerte olor e incluso molesto, con picazón. Parece mentira, que algo que apenas apreciamos pueda cambiar según tu salud y cuidados.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…