Mal olor vaginal: que es y como tratar la vaginosis bacteriana

¿Qué es exactamente la vaginosis bacteriana, cómo le afecta y cómo puede tratarse?

Usted necesita saber que la vaginosis puede afectar a muchas mujeres porque es una condición bastante común.

Es común experimentar los síntomas de la vaginosis bacteriana (mal olor vaginal, flujo excesivo y molestias en la vagina) y asumir que es una infección por levaduras, y por lo tanto hacer un tratamiento como tal, pero hay una diferencia muy, muy grande:

La vaginosis bacteriana (VB) es una infección bacteriana como su nombre indica y necesita un tratamiento diferente. Es de suma importancia visitar al médico ante los primeros síntomas. No trate de adivinar o autodiasnogticarse. Sólo su médico puede hacer un diagnóstico claro si estamos frente a una Candida o la VB. Una vez que tengamos el diagnóstico correcto entonces puede comenzar el tratamiento.

Informese sobre el tratamiento natural de la vaginosis bacteriana en la siguiente web: http://libro.vaginosisbacteriana.org/, encontrará información que le ayudará con su problema.

Causas de una infección por vaginosis bacteriana

Todavía no está 100% sabe qué causa exactamente la vaginosis bacteriana. Es una infección que se produce debido a un desequilibrio entre “las bacterias buenas” y “las malas” de la vagina.

Un sistema inmunológico bajo puede desencadenar un brote de la vaginosis bacteriana. El sexo frecuente sin protección con una variedad de socios puede ser tambien una de las cuasas. Otra de las causas comunes es la ducha vaginal con demasiada frecuencia o el uso de jabones perfumados.

Incluso un estilo de vida poco saludable con los malos hábitos alimenticios y consumo excesivo de alcohol y cigarrillos puede causar un mayor riesgo de infección por vaginosis bacteriana (VB).

Es importante mencionar también que la VB no es una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Esto se ha demostrado ya que las mujeres que no son sexualmente activas también se infectan.

Tratamientos para la vaginosis bacteriana

Supongamos que el médico diagnostica vaginosis bacteriana. Lo más probable es que le recete antibióticos, como cremas o píldoras. Hay algo importante a tener tres cosas en cuenta:

1. Hay un número muy elevado de mujeres que vuelven a infectarse después de que la infección “desaparezca” con los antibióticos. recurrencia vaginosis especialmente si está siendo tratado con antibióticos.

2. Los antibióticos pueden tener efectos secundarios o probocar alergias.

3. Los antibióticos, al eliminar tambien las “bacterias buenas” pueden causar otros tipos de infecciones al matar estas bacterias que protegen nuestro cuerpo. Es decir, que le pueden causas un nuevo desequilibrio bacteriano en la vagina.

Por lo tanto, el tratamiento con antibióticos es una solución temporal y no siempre es la mejor solución.

Pero la vaginosis bacteriana también puede ser tratada de una manera integral, desde dentro y desde la raíz, con métodos naturales.

Informese sobre el tratamiento natural de la vaginosis bacteriana en la siguiente web: http://libro.vaginosisbacteriana.org, encontrará información que le ayudará con su problema.

vaginosis bacteriana florPrevención

Dado que la causa exacta de la VB no es aún muy conocida, es difícil dar consejos precisos sobre cómo prevenirla. Sin embargo, puedes considerar los siguientes consejos de higiene:

  • No use duchas vaginales. Este hábito, que es común en muchos países, es generalmente considerado como causante de alterar el equilibrio bacteriológico de la vagina.
  • Evite los tangas. Algunos expertos dicen que estos pueden transmitir los gérmenes del ano a la vagina.
  • Si se producen los ataques después de la relación, trate de dejar de tener relaciones sexuales por un tiempo.

La vaginosis bacteriana se ha vuelto muy común en estos días. Si usted tiene el diagnóstico o alguno de los síntomas que aquí hemos citado, le recomiendo conocer ==> este libro y el tratamiento natural que en el se expone.

La desventaja de los antibióticos en el tratamiento de la vaginosis bacteriana

Los antibióticos son una droga increíblemente maravillosa  a la que debemos estar agradecidos, pero tienen un montón de efectos negativos  de los que no se oye hablar muy a menudo. 8YEUD8VZ3D2C

Aquí hay algo de información rápida y curiosa sobre los antibióticos que quizás no sepa:

* Los antibióticos comúnmente causan malestar estomacal, náuseas, y mareos.

* Los antibióticos como el metronidazol (utilizado para el tratamiento de VB)  nunca se debe combinar con alcohol porque puede causar efectos secundarios graves.

* Los antibióticos crean cepas más fuertes de bacterias.

* En el corto plazo, los antibióticos estimulan su sistema inmunológico.  Actúan como un sustituto de lo que su sistema inmunológico  supuestamente debe hacer por sí mismo. Pero en el largo plazo, la investigación ha demostrado  que  el uso repetido de antibióticos reducirá drásticamente la capacidad del cuerpo para defenderse, causando repetidas reinfecciones.

No se permita quedar atrapada en el ciclo de  tomar antibióticos una y otra vez. Es malo para el sistema inmunológico y la hará más propensa a  infecciones de todo tipo.

>> Aprenda aquí como deshacerse de la VB sin utilizar antibióticos << y permítale a su cuerpo que desempeñar sus funciones inmunológicas de forma sana y natural.

¿Cómo saber si tengo vaginosis bacteriana? Síntomas

Las dos principales síntomas de la vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana (VB) es una infección vaginal que comúmente se dá en mujeres en edad fértil. Estos son los dos síntomas más comunes la vaginosis bacteriana:

Síntoma # 1: Flujo vaginal balnquecino o grisáceo 

Si usted tiene vaginosis bacteriana, puede tener un flujo vaginal de color blanco o grisáceo. Usted puede experimentar este flujo como una descarga muy fuerte o simplemente como un pequeño goteo.

Síntoma # 2: Mal olor vaginal

Es muy común que el flujo vaginal tenga un desagradable olor a pescado. En la mayoría de los casos este olor es casi imperceptible, pero hay ocasiones en las que pueden ser especialmente fuerte, sobre todo después de tener relaciones sexuales.

¿Picazón y quemazón son  también síntomas de la vaginosis bacteriana?

Hay mucha información que dice que pa picazón o quemazón son síntomas comunes de la infección vaginosis bacteriana, pero esto no siempre es cierto.

Cuando usted tiene picazón o malestar en la vagina, lo más probable es que su médico sospeche de un tipo diferente de infección, como una infección por levaduras.

Diagnósticos alternativos ¿Qué otra cosa podría ser si no es vaginosis bacteriana? 

Diagnóstico alternativo# 1: Infección por levaduras (candidiasis)

Estos son algunos de los sóntomas:

  • Flujo blanco de consistencia como de requesón
  • Hinchazón y dolor alrededor de la vulva
  • Comezón intensa
  • Relaciones sexuales dolorosas

Diagnóstico Alternativ # 2: Tricomoniasis

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual causada por un parásito microscópico,que puede ser tratada con antibióticos. Los síntomas son los siguientes:

  • Una secreción acuosa de color amarillento o verdoso normalmente espumosa
  • Un mal olor que puede ser difícil de distinguir por el olor de la vaginosis bacteriana
  • Picazón vaginal
  • Dolor y comezón al orinar y/o tener sexo

 Otros diagnósticos alternativos

Otras infecciones que pueden causar un flujo vaginal fuera de lo normal son producidas por dos infecciones de transmisión sexual, la clamidia y la gonorrea.

¿Cómo saber si tengo vaginosis bacteriana y no otra cosa? 

Como he dicho, la vaginosis bacteriana es una de las infecciones vaginales más comunes, si usted tiene un flujo vaginal blanquecino o excesivo, y un mal olor vaginal como a pescado sin ningún tipo de picazón o malestar, es muy probable que usted tenga vaginosis bacteriana (VB).

Si usted tiene un kit para medir el nivel de pH de su vagina, ustes puede deteminar que tiene VB si el nivel de pH es alto.

Pero la única manera de tener un diagnóstico definitivo es visitando a su médico. Su médico enviará una pequeña muestra de su fluido vaginal al laboratorio para su análisis. Los resultados de este análisis serán más precisos que cualquier otro método.

Informese sobre el tratamiento natural de la vaginosis bacteriana en la siguiente web: http://libro.vaginosisbacteriana.org/, encontrará información que le ayudará con su problema.

Vaginosis bacteriana en el embarazo

La vaginosis bacteriana (VB) es una infección común en la mujer. Es causada por un desequilibrio en el pH que altera la flora bacteriana natural de la vagina. Si el flujo vaginal, especialmente después del sexo, tiene un olor desagradable, usted podría padecer vagisnosis bacteriana.

Una estadística aproximada dice que el 20% de las mujeres embarazadas pueden infectarse de vaginosis bacteriana. Cuando no es diagnosticada ni tratada puede dar lugar a calambres estomacales, parto difícil o incluso puede provocar una intoxicación en el feto. Los bebés pueden nacer prematuramente o con bajo peso. Además, esta infección no tratada puede dañar las trompas de falopio y conducir a la infertilidad.

Aunque el tratamiento médico consiste en tomar antibióticos por vía oral o a través de la vagina para matar las bacterias, el problema es que al matar estas bacterias también se matan otraos ajentes necesarios, debido a esto, las mujeres que alguna vez han sufrido de vaginosis bacteriana pueden infectarse de nuevo ya que esta infección se produce por un desequilibrio de ajentes y bacterias en la vagina.

Además, la medicación con antibióticos no es aconsejable para las mujeres embarazadas durante el primer trimestre, en esta situación el tratamiento natural puede ser la mejor opción.

Hay ciertas hierbas que poseen cualidades antibacterianas. El ajo y el extracto de hoja de olivo son un ejemplo. Pueden tomarse en forma de cápsulas. El consumo de ajos, uno o dos por día, ayudará a luchar contra el crecimiento bacteriano.

Estos y otros remedios y tratamientos naturales para la vaginosis bacteriana en el embarazo los puedes ver en el libro de Hanna Castelli “Alto Vaginosis Bacteriana”, visite:

http://libro.vaginosisbacteriana.org 

Además de esto debe recordar que si está emabarazada debe evitar los baños de burbujas, duchas vaginales o desinfectantes, ya que destruyen los recursos naturales de la vagina para segregar los ácidos que ayudan a la prevención de la vaginosis bacteriana.

Higiene vaginal

Una buena higiene vaginal es importante a la hora de prevenir la vaginosis bacteriana u otras infecciones, siempre hay que evitar o reducir al máximo las excesivas duchas directas, los baños de espuma, los aerosoles de higiene femenina y los perfumes para la zona.

En este video la ginególoga Jeannette Marchena nos cuenta algunos consejos sobre la higiene vaginal.

Prevención y tratamiento de la vaginosis bacteriana

Una de las infecciones vaginales más desagradables es la vaginosis bacteriana. Esta es una de las tres infecciones vaginales más comunes que incluyen también la tricomoniasis, que es una ETS, y una infección por levaduras causadas por hongos. En este artículo se discute el tratamiento de la vaginosis bacteriana y su prevención.

Esta es una infección que se asocia muchas veces con el embarazo, aproximadamente un tercio de todas las mujeres embarazadas están infectadas con la enfermedad por lo que es fundamental que el tratamiento se haga lo más pronto posible para evitar complicaciones en el parto.

Aunque la vaginitis bacteriana puede conducir a una mayor vulnerabilidad hacia enfermedades de transmisión sexual si no se trata, no se considera en si misma una ETS.

Aunque las causas de la vaginosis bacteriana no se conocen claramente, tener múltiples parejas sexuales es un posible desencadenante de la enfermedad. También las duchas vaginales ha sido vinculadas al aumento del riesgo.

Este tipo de infección vaginal se produce cuando hay un desequilibrio en los diferentes tipos de bacterias de la vagina. Estas bacterias cuando funcionan con normalidad mantienen los niveles de pH normales en la vagina. Un desequilibrio de ciertas bacterias “dañinas” en la vagina en contraposición a otras bacteria “buenas” conduce a diversas infecciones vaginales.

La secreción anormal asociada con la vaginosis bacteriana tiene como síntoma un desagradable olor “a pescado” que sale de la vagina (mal olor vaginal). Este suele ser uno de los principales síntomas de este tipo de infección. La secreción anormal suele ser fina y blanca o de color gris. Si usted piensa que su descarga es excesiva en relación a su flujo normal, esto podría ser el primer signo de una infección. 

Vaginosis bacteriana tratamiento

Los métodos tradicionales de tratamiento suelen consistir en antibióticos que son recetados por el médico y se toman por vía oral o se aplican localmente en la vagina. Las mujeres embarazadas deben tener cuidado con cualquier tratamiento y deben consultar a un médico antes de comenzar.

Debido a que la medicina tradicional no trata la causa subyacente de la vaginitiss bacteriana, casi el 50% de las mujeres que reciben tratamiento tradicional para la vaginosis bacteriana desarrollan de nuevo la infección durante el siguiente año después del tratamiento.

Los tratamientos naturales o las opciones de tratamiento integral proporcionan en muchos casos la mejor solución para la vaginitis bacteriana porque se centran en tratar a la causa raíz del problema. Otra ventaja es que no tienen efectos secundarios y tienen un costo significativamente menor que los tratamientos químicos.

Uno de estos tratamiento naturales e integrales es el de Alto Vaginosis Bacteriana, haga click en el enlace para conocerlo.

Prevención de la vaginosis bacteriana

Aunque no hay una sola causa principal identificada , mantener una dieta adecuada y la adopción de un estilo de vida saludable es el mejor método preventivo. Si usted fuma, tenga en cuenta medidas para ayudar a dejar de fumar. Otros consejos adicionales para disminuir el riesgo de desarrollar la enfermedad:

a. La eliminación de las duchas vaginales

b. La reducción del número de parejas sexuales

c. Use el condón durante las relaciones sexuales

d. Evitar baños de espuma, aerosoles de higiene femenina y perfumes para la zona 

e. Limpiese  de adelante hacia atrás después de orinar para evitar el contacto con el recto